Blog Tarot PortalTarot.com

El Mejor Blog para Aficionados y Profesionales del Tarot

Blog

Portal Tarot: pecados capitales

Portal Tarot: pecados capitales

Seguimos con la relación de los pecados capitales que iniciamos, ayer, en Portal Tarot, para meditar, sobre ellos, interiormente.

En este diario de Portal Tarot estuvimos, ayer, observando la soberbia y la avaricia. Damos entrada al resto de pecados capitales que suman hasta siete en su relación. Si desean hacer alguna pregunta o tienen alguna duda, si quieren que les enseñemos a meditar, no tienen más que llamarnos y aprovechar la oferta de los tres minutos que les ofrece Portal Tarot. Para hablantes de español.

Portal Tarot y el resto de pecados capitales

La lujuria es el siguiente pecado capital. Es la promiscuidad. Llega a convertirse en una enfermedad si no se tiene un control. De hecho hay que vigilar porque una cosa es la enfermedad y otra el deseo convertido en vicio. Hay personas que no pueden dejar de ser promiscuos porque tienen un fallo hormonal pero otras lo son por que el mismo deseo les lleva hacia ese camino. Es la avaricia del sexo.

A continuación la ira. Aquí no existe ansia sino una salida nerviosa ante los problemas, una respuesta desaforada, totalmente,  causada, quizás, por la no consecución del resto de los pecados. La ira es la mano aniquiladora de los pecados capitales. La mano inductora es la avaricia y el objeto a desear el resto de los pecados excepto la soberbia que es la que aplaca al resto. Hay que intentar contar y calmarse u observarse a sí mismos.

Otro de los pecados capitales es la gula. Es un ansia por comer que no puede frenarse. No se puede llamar gula a tener hambre cuando el cuerpo pide de comer porque no se ha tomado nada, evidentemente. La gula viene cuando, después de haber hecho las cinco comidas que necesita el ser humano en su justa medida y tal y como mandan los cánones médicos -desayuno, almuerzo, comida, merienda, cena- con una cantidad de calorías determinada para cada organismo, se superan las cantidades y se come sin detenimiento, incluso dejando pasar hambre a otros.

La envidia... esta es una inductora de cuidado. El deseo de tener todo lo que tienen los demás y no poder, el amor por desear una posición, un dinero, un objeto cuando no es ni necesario. Entonces se ataca a la persona, se la acosa, se la destruye para que no posea eso. La envidia ni come ni deja comer.

Por último la pereza. Pura negligencia. Por no hacer ni se molesta en sentir el resto de los pecados capitales pero ni siquiera evita que otras personas sufran daño o tengan algo.  Igualmente decimos en cuanto a las enfermedades. Cuando se encuentre alguno de estos síntomas, es mejor acudir al médico porque puede tratarse de algún trastorno de tipo hormonal o psíquico que puede curarse o, si no, entonces es un vicio intencionado que hay que aplacar.

Llámanos:

806 48 41 58 – 

Tarot Visa

Skype : portaltarot

España : 984 986 172  

USA : 011.34.984.986.172  

Mundo : 00.34.984.986.172 – See more at: http://www.portaltarot.com/

Lujuria, ira, gula, envidia, pereza

Lujuria, ira, gula, envidia, pereza